Noticias

Universidades promueven la digitalización de la docencia en tiempos de pandemia

By 11 agosto, 2020 No Comments

Universidades promueven la digitalización de la docencia en tiempos de pandemia

La llegada del coronavirus ha acelerado la incorporación de nuevas tecnologías en la labor docente que se ha trasladado a espacios virtuales.

La pandemia ha impactado en la forma en que las universidades desarrollan  sus labores de docencia, debido al cierre de los campus y con ello de la suspensión de las clases presenciales. Iniciando este 2020 con un semestre académico completamente online, modificando los programas para que se ajusten a este formato que es nuevo para la mayoría de los profesores.

Desde el proyecto InnovaT hemos querido conocer cómo afrontan esta situación las universidades socias, desde la mirada de Begoña Gros experta en entornos virtuales de aprendizaje, Doctora en Pedagogía y profesora de la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona.

“La pandemia ha tenido un fuerte impacto en todos los niveles del sistema educativo y las tecnologías digitales se han convertido en un aspecto fundamental para sostener las actividades educativas y formativas. Se ha evidenciado y visibilizado más que nunca la conectividad como una infraestructura a las que todos deberían tener acceso para evitar las desigualdades sociales”, señala Begoña. 

Tal como menciona la experta, para continuar con las clases los estudiantes debían tener los implementos tecnológicos y una conexión a internet estable. Sin embargo, al inicio de la pandemia quedó de manifiesto que no todos tenían los recursos económicos para optar a ellos y las universidades debieron implementar estrategias de ayuda, “iniciamos el préstamo de computadores y módems a los estudiantes, habilitación de accesos remotos para que toda una sección pueda desarrollar la clase de manera remota utilizando las computadoras del campus”, dice Vanessa Zadel, profesora de Arquitectura en la Universidad de Lima.

En paralelo a los estudiantes, los profesores debieron adoptar rápidamente nuevas tecnologías que anteriormente no utilizaban en las clases presenciales, señala la experta, “las medidas de las universidades han puesto en evidencia que el sector educativo no puede vivir al margen de las tecnologías digitales. Llevamos décadas hablando de la capacitación digital de los docentes con escasos resultados, pero quizás la pandemia está sirviendo para acelerar el cambio”.

En este periodo,  ha quedado latente la brecha digital que existe entre los profesores de una misma institución, por lo que las universidades han intensificado sus capacitaciones, “los profesores recibieron capacitación adicional sobre nuevas herramientas, acceso a software y hardware. El estudio de e-learning tenía sesiones de capacitación en línea para que los profesores pudieran grabar videos. Se creó un equipo especial de aprendizaje innovador, que se encarga de todas las solicitudes provenientes tanto de los profesores como de los estudiantes”, señala Liliya Terzieva, académica de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Breda. 

Para la Doctora en Pedagogía, la capacitación y digitalización de la docencia significa un avance para seguir innovando en educación, que se debe complementar con un mejoramiento del modelo, “nuevos recursos que faciliten el diseño y seguimiento de las tareas de aprendizaje y las herramientas utilizadas para su realización para ayudar a los estudiantes a profundizar en los aprendizajes que desarrollan”.

En esta línea, los profesores de nuestras universidades socias que han participado del proyecto InnovaT, han ido incorporando nuevas metodologías activas de aprendizaje y utilizando las herramientas tecnológicas como un medio para generar un aprendizaje colaborativo e incrementar la participación de los estudiantes en las clases, “una herramienta que conocí en el curso de InnovaT es “Miro”, una pizarra digital, durante la clase nos ayudó en organizar una lluvia de ideas, tomar notas y ordenar proyectos. Para discusiones y votaciones utilicé también la herramienta “Mentimeter”,  así todos los asistentes del curso participaron de manera activa, luego discutimos los resultados en clase”, indica Stella Schroeder, académica de la  Universidad de Piura.

Para Gros, la pandemia ha dado el impulso para que los profesores adquieran rápidamente el conocimiento de nuevas tecnologías que estaban pendientes y a la vez  significa una oportunidad  para dar el siguiente paso que es reflexionar sobre el modelo educativo vigente,   “hay una necesidad de pensar la formación desde una perspectiva mucho más flexible y ubicua, más allá de un espacio físico o digital”, concluye la experta.